Montaje del Turbocompresor

Montaje del Turbocompresor

Antes del Montaje

Frecuentemente se perciben defectos que se atribuyen al Turbo. Sin embargo las causas fundamentales de estos defectos se originan por otro componente. Por favor asegúrense de que se haya identificado correctamente la causa del defecto.

HUMO EXCESIVO

El paso de humo puede resultar de una admisión de aire restringida, en muchos casos causada por un filtro de aire parcialmente obstruido, o una manguera de admisión desconectada. Estos problemas afectan al aire o combustible produciendo humo negro. Además, si el motor no puede respirar como ha sido diseñado, conseguirá el aire necesario a través de otras fuentes. El exceso de ventilación cerrada del cárter también puede resultar en humo.

JUEGO EXCESIVO

Un Turbo tiene juegos radiales y axiales muy precisos. A veces se diagnostica un excesivo juego radial o axial a bocinas gastadas. No obstante; si los juegos están fuera de la especificación, la causa podría ser un problema del aceite lubricante, tal como aceite insuficiente, sucio o contaminado con líquido enfriante.

RESISTENCIA A GIRAR LIBREMENTE

Si el eje del turbocargador está trabado o es difícil de girar, muchas veces se debe a una degradación del aceite lubricante, causando carbonización en el interior del cuerpo central, lo cual restringe la rotación. Presión insuficiente de aceite o la contaminación del mismo puede ocasionar el trabado del rotor.

SILBIDO

En muchos casos, el ruido proviene de una fuga de aire/gas y se recomienda revisar todas las uniones. Si el ruido persiste en el Turbo, se recomienda revisar el juego axial y radial del turbocargador, así como verificar posibles rozamientos de las ruedas en sus respectivas carcazas.

BAJA POTENCIA/PRESIÓN

Una admisión de aire restringida impide que el motor respire así como está diseñado, aumentando la temperatura del mismo. Una fuga de aire saliendo del turbocompresor o un intercooler parcialmente restringido limitará la presión del motor.

GUÍA DE INSTALACIÓN
  • Es importante que durante todo el proceso de instalación, impida la entrada de suciedad o fragmentos a cualquier parte del turbo. Cualquier suciedad o fragmentos que entren al sistema pueden causar daños debido a las altas velocidades en las que gira el turbo.
  • Siempre asegúrese de usar las juntas correctas. Por ejemplo, el orificio central de cualquier junta debe estar perfectamente alineado con el orificio central de la brida del turbo. Algunos turbocompresores usan un conector roscado y ninguna junta. Otros turbocompresores utilizan un "ajuste banjo" con "perno banjo"; En estos casos, use nuevas juntas / arandelas de sellado. Nota: No utilice selladores, particularmente para la entrada o salida de aceite ya que se ha sabido que el sellador excesivo ingresa al turbo, reduciendo o deteniendo el flujo de aceite. El uso de selladores anulará la garantía.
  • El aceite del motor y el filtro de aceite deben reemplazarse según las pautas del fabricante del vehículo. Antes de instalar el turbo, asegúrese de que todas las mangueras de aire conectadas al turbo estén totalmente limpias y no muestren signos de daños. Si están dañados, entonces deben ser reemplazados.
  • Compruebe el filtro de aire y su carcasa está totalmente limpia y libre de cualquier suciedad. Además, recomendamos instalar un nuevo filtro de aire y combustible.
  • Limpie el sistema de ventilación positiva del cárter del motor (y la válvula ERG) para asegurarse de que esté en pleno funcionamiento. Cualquier obstrucción puede causar una alta presión en el cárter y provocar fugas de aceite desde el turbo hacia los sistemas de entrada y escape.
  • Retire cualquier material viejo de la junta del colector de escape y la tubería. Las superficies de la brida deben estar limpias y no tener daños.
  • Coloque el turbo en el colector o bloque del motor con la nueva junta correcta y luego vuelva a conectar el tubo de escape.
  • Apretar todas las tuercas y tornillos.
  • Verifique las líneas de alimentación y drenaje de aceite, ya que deben estar totalmente limpias y no presentar daños para garantizar un flujo de aceite sin restricciones. Asegúrese de que las mangueras flexibles no se hayan colapsado internamente y de que la línea de alimentación de aceite esté colocada cerca de fuentes de calor extremo, ya que esto puede dañar la línea de alimentación de aceite internamente. Para evitar la contaminación por aceite, las tuberías de alimentación de aceite del turbocompresor y los pernos de banjo deben limpiarse o reemplazarse ultrasónicamente al instalar el nuevo turbocompresor.
​​​​​​​
  • A continuación, instale la línea de drenaje de aceite en el turbocompresor.
​​​​​​​
  • Vierta aceite de motor nuevo en el orificio de entrada de aceite del turbocompresor.
  • A continuación, ajuste la línea de alimentación de aceite.
  • Instale las mangueras de aire de entrada y salida en la carcasa del compresor del turbocompresor. Asegúrese de que las conexiones sean herméticas y que las abrazaderas de manguera estén apretadas correctamente.
  • Arranque el motor por alrededor de 10 segundos sin encender el motor. Si es posible, deshabilite la carga de combustible / encendido o use el modo de prueba de compresión para permitir esto. Esto ayudará a cebar la alimentación de aceite al turboalimentador al llenar las líneas de presión de aceite, el filtro de aceite y el turbo con aceite antes de la puesta en marcha. Nota: La lubricación en estos primeros segundos de encendido del motor es vital para el turbocompresor. Tan pronto como el motor arranque, el cartucho del turbo impulsor girará a alta velocidad y la falta de lubricación puede destruir la nueva unidad turbo.
  • Arranque el motor y déjelo en ralentí de 3 a 4 minutos para permitir una inspección adecuada de cualquier fuga de aceite, gas y aire. Si se detectan fugas durante el arranque del motor, solucione el problema de inmediato y repita.
  • Finalmente, pare el motor y vuelva a verificar el nivel de aceite del motor. El nivel de aceite debe estar entre la marca mínima y máxima en la varilla de nivel. Nota: Es importante asegurarse de que el nivel de aceite no esté por encima del punto donde el tubo de drenaje de aceite turbo se conecta al motor o esto puede provocar fugas de aceite desde el turbo hacia los sistemas de entrada y escape.
Anterior Procedimiento para instalar un Turbocompresor en motores recién ajustados.
Siguiente Manual de Análisis de Falla